Coral Band, ¿quedamos a comer?

Tenía pendiente hablar del proyecto de Borja Prieto en el que viene trabajando desde hace ya unos meses, Coral Band. Desde que lo conocí ya le escribí augurándole un enorme éxito. Estoy seguro que será así. Atentos a su propuesta de valor porque está muy bien:

CoralBand es una plataforma web, donde introduciendo tus datos de contacto tradicionales e indicando los días que te vienen mejor para comer, el sistema te concierta comidas con otras 3 personas que forman parte de Coral Band. El servicio que da al usuario es el de hacer crecer tu red de contactos profesionales como se ha hecho toda la vida en España: comiendo con gente interesante. El sistema intenta emparejar a personas en una misma mesa con niveles similares de conocimiento, interés, etc. ofreciendo a ellos días específicos y horas para que queden para comer y puedan hablar de sus propios intereses. El vídeo lo explica bien:

Me parece un servicio fantástico y con muchos beneficios para los usuarios:

* Salir de la endogamia profesional
A pesar de vivir en un mundo conectado, nuestra red de contactos normalmente es endogámica y poco diversa. Hablamos de lo mismo con los mismos, de ahí la importancia que tiene que un sistema pueda ser capaz de sentar a un tecnológo como yo con un diretor de desarrollo de negocio de una empresa de madera.

* Aprovechar tu tiempo en las grandes urbes
Aquellos que subimos con frecuencia a Madrid, tenemos en cuenta la planificación cuidada de la agenda paras optimizar los gastos de viaje (para muchos: tren y hotel). Si el viaje cuesta 150€ y vas a estar 1 día sin hacer noche, quieres tener al menos 2-3 reuniones. Pero concertar una reunión en estos tiempos no es fácil si no tienes algo interesante que vender. Que un sistema de emparejamiento lo haga para ti, me parece auténticamente genial.

*Es fácil
En un país de cultura culinaria como la española, donde los negocios han estado asociados a las mesas de restaurantes, la barrera de entrada que comentábamos el otro día sobre el uso social de la tecnología es sumamente baja: la gente en las grandes urbes come fuera y normalmente en restaurantes. A comer se va todos los días: ahora sólo se trata de que uno de esos de una manera periódica lo reserves para comer con 3 desconocidos que pueden ser fuente potencial de intereses.

*No hay que hacer nada
Este negocio tiene un potencial tremendo porque prácticamente no hay que hacer nada, salvo introducir los días que estás disponible para comer con terceros. El valor se encuentra en las conversaciones que mantengas con otras personas y eso se hace de manera natural, sin depender de tecnología. La tecnología está para hacerte buenos emparejamientos en base a algorítmica, y en enviarte un correo electrónico avisándote para una comida, igual que haría cualquier humano

*Coste ridículo
El coste de suscripción al servicio es de 29,95€/año. Por ese precio tendrás la oportunidad de sentarte con gente que de otra manera tendrías muy difícil hacerlo, por la actual estructura de relaciones profesionales existentes y la economía de la atención en la que vivimos. El retorno en la inversión, más que positivo.

Si Borja y su equipo logran superar la masa crítica inicial que permita al sistema comenzar a automatizar los emparejamientos para las comidas, le auguro un rotundo éxito. No es para menos, Borja de esto sabe :) Yo ya me he apuntado a Coral Band, ¿por qué no os animais?

Financiación: la reputación como factor principal. El caso de Blobject (I)

Alguna vez he contado por aquí, que entre los años 1998 y 2000, estuve trabajando en Saint Louis (EE.UU) como analista financiero en el departamento de crédito de un banco. Durante esos años, me preocupé por aprender cuáles eran los factores principales que había que analizar desde el punto de vista del prestamista para conceder un crédito (hace tiempo hablé de ello por aquí): character (carácter), capital (capital), colateral (aval), capacity (capacidad) y conditions (condiciones). Aunque cada una tiene su peso específico en los scoring de los bancos, cada vez más importante cobra la capacidad de pago. En un entorno de tanta incertidumbre, los bancos quieres saber cómo pagas y de dónde vienen tus ingresos.

Viene esto a colación de la comunicación que hemos recibido notificación del ENISA denegándonos un préstamo de 50.000€ para Ciudad 2020. ¿Por qué lo han denegado? Me indican desde AJE Córdoba, entidad que tramita la solicitud para ENISA, que la razón se encuentra en que no creen que tengamos la capacidad de devolución para el préstamo que solicitamos.

Los elementos que se han tenido en cuenta para analizar nuestra empresa ha sido un documento de texto y una hoja de cálculo. Partiendo de un modelo que ellos te proveen (que por supuesto es diferente en cada uno de los organismos que lo presentes -no hay un estándar, ni el de Ready for ventures-), introduces los elementos que te piden analizando el negocio desde múltiples perspectivas: necesidades encontradas, mercado objetivo, competencia, tecnología usada, financiación buscada, modelo de negocio, equipo y así un largo etcétera de secciones a rellenar. Eso es lo que utilizan para decidir si invierten en tu negocio o no. No hay ningún otro tipo de análisis, el de un mero papel que supuestamente representa tu plan de negocio.

Desde hace 11 años, habré escrito/comenzado decenas de planes de negocio con sus respectivas hojas de cálculo, sobre servicios en los que he dedicado mi tiempo y en los que he hecho (o intentado hacer) negocio (música digital, turismo, servicios de ocio, póker, telematics, software libre, contenido, internet de las cosas, etc.).

Estos 11 años me han enseñado que las previsiones financieras, especialmente en el campo de la innovación, no funcionan nunca. Y no funcionan porque nadie sabe cómo el mercado responderá a tu propuesta de valor, máxime en un contexto de crisis sistémica como el que nos encontramos. Es conocido en muchos ámbitos la frase… Twitter o Youtube jamás hubieran encontrado financiación en España.

Es por eso que analizar un crédito a empresas de corte tecnológico, no pueden ser analizadas como otras industrias, especialmente si éstas están maduras. Es entendible que la capacidad de devolución del préstamo esté puesta en duda cuando incluyes escenarios de venta de productos/servicios disruptivos, donde lo racional (pensamiento lineal) es no creerlos, porque probablemente tampoco se entienden de manera correcta. Por ello, cuando se trate de tecnologías avanzadas, otros análisis deberían llevarse a cabo, máxime cuando el único elemento decisor que se tiene es un plan de negocio y unas previsiones financieras.

Los proyectos empresariales que he liderado (principalmente Bichako, Blobject y Ciudad 2020) se han financiado mediante amigos y familiares además de préstamos bancarios. He sido capaz de convencer a mi entorno de las bondades que había en invertir en un proyecto, bien mediante capital, bien mediante deuda subordinada, o financiación bancaria en la que no he dudado en poner mi única propiedad inmobiliaria personal como aval. Por ello mi compromiso personal ha sido enorme y la devolución del principal de esa deuda ha sido siempre mi obsesión. Y ha sido una obsesión por respetar un contrato establecido con terceros y devolver la confianza depositada en mi.

Este compromiso es el que nos ha hecho en Blobject bajar de un endeudamiento de unos 400.000€ en el año 2006 a poco más de 100.000€ en el año 2011 a base de esfuerzo, imaginación y trabajo, mucho mucho trabajo. Pero el empeño merecía (y merece) la pena: cumplir con la palabra dada y no decepcionar a quien te prestó el dinero.

Y esto lo hemos hecho con un cambio de modelo de negocio de empresa radical (de empresa de servicios turísticos de base tecnológica a empresa de consultoría de negocio de base tecnológica), montando una nueva empresa (Ciudad 2020), pasando 4 trabajadores a 13 (11 de los cuales son fijos y 2 están contratados por obra y servicio), gracias a que hemos vendido más de un millón de euros en productos y servicios pioneros, innovadores, que no existían de la manera en que fueron explotados por nosotros. Ese es nuestro carácter, esa es nuestra reputación

Siempre digo que si tengo una hipoteca sobre mi casa, y no pudiera pagar el préstamo, el banco se quedaría con la casa, pero no afectaría mi reputación. A cambio del préstamo habrás vendido la casa y habré cumplido con mis obligaciones. Sin embargo, si mi único aval es mi reputación, esa no se cambia más. No habré cumplido con la palabra dada si no consigo cumplir con mis obligaciones.

La reputación debería ser el factor más importante a analizar por parte de los prestamistas en ámbitos como el que trabajamos. Desgraciadamente, la inmensa mayoría de los organismos que financian, no tienen este pequeño detalle en cuenta. En la industria donde me muevo, la capacidad de devolución de un préstamo, se encuentra mucho más en el carácter de la persona, que en un Excel.

Intervención en Curso de la Verano de la UCO: Éxitos y horizontes turísticos. El caso de Blobject

Hoy he tenido la oportunidad de conocer la Fundación Antonio Gala. Invitado por parte de la UCO para intervenir en el curso de verano: Laboratorio de Nuevas Profesiones: Viaje al centro de la cultura. Nuevos servicios y empleos en los ámbitos culturales y turísticos, he tenido la oportunidad de hablar del caso de Blobject y nuestra reinvención como empresa, compartiendo panel con Santiago de Escena Turística y con María de Rusticae.

Aparte de lo interesante del curso y de la oportunidad, donde he tenido de compartir con sus asistentes sobre tendencias, casos prácticas de empresa, etc. me quedo con el magnífico entorno que representa el Convento del Corpus Christi donde la Fundación Antonio Gala tiene su sede. Impresionante, simplemente impresionante…típico caso de inmueble cordobés que nadie conoce que está ahí y que terceros pagarían decenas de millones de euros por vivir en semejante sitio.

De cómo somos los emprendedores

Excelente el manifiesto del emprendedor que nos descubre Borja Prieto. Me siento retratado 100% en el mismo y recoge fielmente la mayoría de la cultura que tenemos en Blobject representada en nuestra filosofía y de muchos de mis principios rectores en mi vida, especialmente desde que emprendí en el año 2000. No me cabe ninguna duda que si las personas que hacen posible las organizaciones recogieran gran parte de lo que nos mueve a los emprendedores, el mundo cambiaría.

* Soy un emprendedor. Tengo iniciativa y visión y valor, pero no mucho dinero. Tendré éxito porque mis esfuerzos y mi foco venderán a competidores más grandes y con mejor financiación. No tengo miedo. Mantengo mi foco en el crecimiento de la empresa, no en politiqueos, la carrera profesional ni otras distracciones ineficientes.

* Mejoraré mis habilidades para convertirme en la clave de cada departamento de mi empresa, pero seré consciente de que contratar expertos puede ser el secreto de mi éxito. Seré un ferviente e inteligente usuario de tecnología, para conservar mis dos activos más preciados: tiempo y dinero.

* Mi arma secreta es saber cómo eliminar la burocracia. Mi tamaño me hace más rápido y más ágil de lo que puede ser cualquier empresa.

* Soy un rayo láser. Las oportunidades intentarán nublar mi foco, pero no dudaré de mi objetivo y mi plan; hasta que lo cambie. Y sé que los planes están hechos para ser cambiados.

* Estoy en esto por el largo plazo. Construir un negocio que durará me diferencia del oportunista, y es una inversión en mi marca y mi futuro. El éxito es sobrevivir, y cada día que pasa hace más fácil alcanzar mis objetivos.

* Me comprometo a saber más sobre mi campo que cualquier otro. Leeré y aprenderé y enseñaré. Mi mayor activo es el valor que puedo aportar a mis clientes mediante mi esfuerzo.

* Soy consciente de que tratar a la gente bien cuando esté subiendo lo hará más fácil cuando baje. Seré escrupulosamente honesto y abierto en mis tratos, y no usaré mi posición como emprendedor intrépido para conseguir ventajas injustas. Mi reputación me seguirá adonde vaya, e invertiré en ella a diario y la portegeré fieramente.

* Soy el desvalido. Soy consciente de que otros me apoyan para que tenga éxito, y aceptaré agradecido su ayuda cuando me la ofrezcan. También entiendo el poder de los favores, y los ofreceré y concederé cada vez que pueda.

* Tengo menos que perder que la mayoría; un hecho que puedo convertir en una importante ventaja competitiva.

* Soy un vendedor. Antes o después, mis ingresos dependerán de las ventas, y esas ventas solo puedo hacerlas yo, no un emisario, no un representante. Venderé ayudando a otros a conseguir lo que quieren, identificando necesidades y cubriéndolas.

* Soy un guerrillero. Seré persistente, consistente, y estaré dispuesto a invertir en el marketing de mí mismo y mi negocio.

* Mediré lo que hago, y no mentiré sobre ello a mí mismo o a mi pareja. Estableceré objetivos financieros estrictos y evaluaré honestamente mi rendimiento. Estableceré límites sobre el tiempo y el dinero y no excederé ninguno.

* Sobre todo, recordaré que el viaje es la recompensa. Aprenderé y creceré y disfrutaré todos y cada uno de los días.

Charla en el IES Blas Infante

Ayer tuve el enorme placer de estar con los chicos de una clase de Bachillerato del IES Blas Infante de Córdoba. Invitado Santiago Navajas, tuve la oportunidad de poder compartir con unos 40 chicos de 17 y 18 años, algunas de mis experiencias como emprendedor. La idea era poder utilizar un caso de un empresario/emprendor real para que pudieran tener un caso real de lo que Santiago les ha hablado en clase.

p1020367

Al comenzar la charla pregunté qué adjetivos podían describir la figura de un empresario/emprendedor. Aunque contestaron 5-6 personas del total que había, no hubo ninguna connotación negativa en los epítetos utilizados Me quedó fuera de toda duda, la importancia que tiene para la sociedad el papel que debe jugar la promoción social de la figura del empresario/emprendedor como inversión de futuro para la generación de riqueza social.

Hice hincapié en el porqué he escogido en el ámbito profesional el sendero de la mano izquierda. Gracias a que soy emprendedor, gestiono mi tiempo como quiero y esa libertad me permite gestionarmi tiempo en función de mis intereses. Me dio la impresión que ese es uno de los mensajes que más caló entre los chavales. También les hablé de que el valor del dinero para mi es directamente proporcional al tiempo que puedes comprar.

Hablé de Blobject y del cómo comenzamos, de lo que hacemos y de lo que pretendemos hacer. Finalmente, les puse un par de vídeos que nos enseñan algunas de las facetas de la vida que viene, para demostrarles que todo está por hacer y que nadie mejor que los nativos digitales, los que pueden llevar a cabo la revolución en ámbitos como Córdoba, tan necesarios para la pervivencia del actual modelo de sociedad. Una experiencia más que gratificante, confieso que hubiera estado mucho más tiempo con los chavales.

Santiago, enhorabuena por el curro y los valores enseñados.