Orgullo marista

800px-Cervantes-FuensantaEra septiembre del año 1980 cuando llegué de la mano de mi madre a las inmensas escalinatas que antecedían las escaleras del colegio Cervantes de los Hermanos Maristas y que dominaba el Hermano Ignacio causando respeto, pero sobre todo, temor. No podía imaginar por aquel entonces, que en ese inmenso edificio iba a pasar los próximos 13 años de mi vida, y que esos años son precisamente, los años en los que forja la personalidad de alguien y se interiorizan los valores que te acompañarán el resto de tu vida.

Fueron años magníficos donde los recuerdos positivos han borrado prácticamente los negativos que seguro que existieron pero que la gran mayoría de alumnos han borrado. Como muestra, un botón. En el colegio Cervantes se cuenta con Cervantespedia, una enciclopedia del colegio que resume su historia, así como los hermanos, profesores y alumnos que han pasado por sus aulas. Las más de 100 anécdotas infantiles, traviesas y gamberras que alberga la enciclopedia, son fiel reflejo de los valores que inculcaron.

“Formar buenos cristianos y honrados ciudadanos” reza el lema de la Congregación Marista, y con la perspectiva que dan los 25 años desde mi salida del colegio, y gracias a seguir manteniendo los mismos amigos que entonces, todos alumnos del colegio Cervantes, puedo decir que lo consiguieron. Y lo consiguieron porque lo que veo a mi alrededor, en muchos casos, alumnos maristas, son personas honradas y trabajadoras, que luchan de manera humilde pero constante, por alcanzar sus metas en una sociedad cada vez más complicada.

Y en eso tuvieron que ver algo seguro los Hermanos Maristas. No sabremos nunca cuánto ni en qué medida, pero estoy seguro que el ejemplo que veíamos diariamente en el colegio, de personas que dedicaban el 100% de su tiempo a los demás y con unos valores de humildad y sencillez, nos caló a muchos de nosotros.

Y también muy posiblemente tuvieron que ver en el sentido de la libertad y la responsabilidad que nos enseñaron. Recuerdo que en mi último año en el colegio y cuando se celebraba la confirmación, de unos 120 alumnos, unas 2 o 3 no nos confirmamos. Nunca nos preguntaron, ni indagaron en las causas. Respetaron nuestra decisión porque ya éramos responsables para tomar nuestras propias decisiones.
Este año se cumple el bicentenario del nacimiento de la Institución Marista y con tal motivo se celebra este domingo a las 12 de la mañana en la Catedral una misa. Puede ser un buen momento para dar las gracias a los Hermanos que tanto tiempo dedicaron por crear buenos cristianos y honrados ciudadanos, en otras palabras, buenas personas.

 

En la era del big data, ¿dónde están los colegios?

En el año 2016, el big data se ha confirmado como una de las grandes tendencias existentes para los próximos años. Se comienza a interiorizar por parte de la población la importancia del dato per se, porque éste explica la realidad objetiva. Podemos tener datos, porque podemos medir gracias a los avances en todo tipo de sistemas de información que son especialistas en captar la realidad y convertirla en binario, en 1 y 0s para luego estudiarlos y utilizarlos. No en vano, todo tipo de industrias están recopilando datos que permiten interpretar su realidad. La banca, la prensa, los anunciantes de consumo, redes sociales, las grandes plataformas, etc. recopilan datos de manera inherente al modelo de negocio que tienen: existe su modelo de negocio porque existen datos e información cuya gestión es cada vez más automatizada. En caso contrario, no habría negocio. La pregunta es, en la era del big data y de interpretación de la realidad a partir de éstos, ¿qué datos recogen los colegios?

Con 42 años y alumno de un colegio marista en Córdoba, los únicos datos que se recogían durante los años 80 y 90 en mi colegio eran las notas que cada alumno iba sacando en las 5 evaluaciones que teníamos (datos subjetivos académicos) así como el peso y la altura durante los primeros años del colegio. Esto se complementaba con un test psicológico que todos pasamos con 14 años y creo que otro con 16-17 (este no lo aseguro). Finalmente, tu nota académica media de BUP y COU que se complementaba con la nota de Selectividad que se realizaba en 7 exámenes escritos. Hoy, 25 años después, no ha cambiado demasiado.

La recopilación de datos objetivos debe ser una de las máximas de los centros educativos porque son los que nos van a permitir entender el contexto de aprendizaje del alumno, el grado de interiorización de sus conocimientos  y la evolución que lleva acorde a lo deseado y previsto. Sin embargo, esta recopilación de datos no es fácil ni intuitiva. Sólo en contextos de aprendizaje online la recopilación de datos es fácil ya que puedes fijar tiempos de aprendizaje así como evolución acorde a una serie de métricas y variables numéricas. Pero, ¿cómo hacerlo en el contexto físico que es donde la inmensa mayoría de los alumnos actualmente pasan tu tiempo asimilando conceptos y experimentando?

El único dato que desde hace centenares de años se lleva a cabo es el de la nota que un profesor pone a un alumno en función de una actividad puesta por éste para normalmente, evaluar el conocimiento sobre una materia. Esta nota, aunque objetiva en función de parámetros establecidos (resolución de sumas de 3 cifras, divisiones sin resto, etc.), no deja de ser subjetiva y que no provee de información cara al futuro del alumno.

Sólo los centros educativos que engloben la recopilación de datos y su interpretación dentro de su proyecto educativo maximizarán la probabilidad de futuro de sus alumnos. 

Conocemos que hay una relación directa entre el sueño y la interiorización de lo aprendido por parte de un alumno. ¿Por qué no correlacionar de manera directa las horas de sueño de un alumno con su evolución académico y emocional? Muy probablemente a muchas padres y profesores se les pasará por alto este factor simplemente porque no es intuitivo. Puedes asumir que tu hijo duerme bien, cuando tarda en dormirse todos los días 30 minutos y luego no descansa lo suficiente. También podríamos medir el estrés sufrido en un colegio ante los profesores para la detección de bullying, o en qué tipo de webs pasan tiempo los estudiantes cuando se encuentran en su tiempo libre, ya que permitiría identificar las pasiones de las personas, que pudieran tener complementariedad en su estancia en el colegio.

Existen +50 parámetros que pueden ser medidos en el ámbito escolar y que nos permitan correlacionar patrones y factores, hoy desconocidos, y que sabemos que afectan sobremanera el aprendizaje y evolución de los alumnos. El desafío de los colegios en los próximos años es identificar datos a recopilar, almacenar de los mismos y conforme más y más datos tengas de un conjunto de alumnos, más conocimiento y patrones de comportamiento podrás adquirir de estos y mejor ayudarás a su evolución personal en todas sus dimensiones. Sólo los centros educativos que engloben la recopilación de datos y su interpretación dentro de su proyecto educativo maximizarán la probabilidad de futuro de sus alumnos. 

 

 

Por qué los fallecidos no pueden ser donantes por defecto

Vaya por delante que creo que he dicho alguna vez, y si no, lo dejo aquí por escrito a quien tenga que responder de mis deseos (mis hermanas y mi padre ), que si muero hoy o mañana o en los próximos 5 años y si mi cuerpo es algo aprovechable, que eso es harina de otro costal, que donen mis órganos, todos. Pero también digo, que si muero a partir del 2021 que lo piensen porque no tendré tan claro que quisiera donar y que si ocurriera en el 2026 muy posiblemente me negara en rotundo.

Captura de pantalla 2016-09-19 a las 23.17.02

Digo esto porque me topaba con una noticia de la Sexta sobre le ley que se está tramitando en el parlamento holandés sobre donaciones y que consiste en hacer que las personas por defecto, fueran donantes de órganos y en caso de fallecimiento, hubiera potestad por parte de los médicos para extraer tus órganos e intentar reutilizarlos en otros cuerpos con el fin de que vivieran, tal y como ya viene ocurriendo en Chile desde el 2013. Y no puedo estar más en contra, aunque puede parecer poco intuitivo y sobre todo, políticamente incorrecto en España, y más concretamente en Córdoba donde nuestra tasa de donaciones es la más alta de España

Y he querido invertir mi tiempo, porque es la clásica noticia que, a menos que te pares a pensar en ella y reflexiones, pasa por ser una de las mejores leyes que, en este caso, el parlamento holandés quiere aprobar y que ya tienen en Chile, cuando encierra para algunos, entre otros para mi, aspectos negativos no evidentes en un primer momento, fiel reflejo de la cultura de la adhesión que nos toca vivir.

¿Por qué oponerse?

 

En primer lugar por una cuestión de principios más allá de los números. Por ejemplo, si se aplicara en España, sólo afectaría a una media de un 15% de potenciales donantes de trasplantes que se niegan a llevarlo a cabo por diferentes razones, que aunque para muchos pueden ser incomprensibles, para otros pueden ser de su más estricta intimidad. Aunque esto sólo afecta a unas centenares de personas, éstas verían conculados sus derechos por parte del aparato estatal. Por una simple mayoría del Parlamento, el Estado decide sobre tu cuerpo una vez fallecido frente a tus familiares. En caso que no digas lo contrario, el Estado decide, por teóricamente un bien mayor -la vida de otro-, que tú no necesitas esa parte de tu cuerpo y que se puede reutilizar en otro cuerpo y así tener posibilidad de dar vida. Sin embargo, y eso es lo que me chirría, no puede ser que el Parlamento se arrogue el derecho sobre mi cuerpo sin tener en cuenta muchos otros aspectos que a simple vista se pasan por alto. Pero ese bien mayor no puede estar por encima de quien es propietario de decidir sobre el cuerpo que son los familiares directos.

Por otra parte, y no menos importante desde el punto de vista ético, aunque no se ha probado desde un punto de vista científico, un estudio estimaba en un 15% de los trasplantados creen tener recuerdos de memorias de anteriores personas. Bien sea por seguir el principio de prudencia médico tan referido cuando se trata de parar experimentos científicos, máxime cuando ya se sabe que el corazón es mucho más que una bomba de sangre, hagámoslo por preservar la existencia potencial de aspectos derivados de nuestra memoria en el corazón, aunque sólo pudiera llegar a ocurrir en un 15% de los órganos finalmente implantados con éxito.

A medio, pero especialmente a largo plazo, se tendrán poderosos argumentos en contra de la donación por la llegada de la criónica. Wikipedia la define como la preservación a baja temperatura (criopreservación) de animales (incluyendo humanos) que la medicina actual ya no puede mantener con vida. Su propósito es el de tratarlos médicamente y reanimarlos en el futuro. Existen empresas que comienzan a ofrecer servicios de criónica como Alcor aunque exclusivamente en EE.UU.

Imaginemos que nos encontramos en el año 2023 y una persona de 30 años fallece en un accidente de tráfico. El fallecido no ha firmado un servicio de criónica, pero sus familiares conocen la existencia de una empresa española y solicitan que el cuerpo del fallecido sea recogido por parte de la empresa de crionización. Un médico del hospital se opone porque en el mismo hospital existe una persona que se encuentra esperando un órgano y el del fallecido parece que puede casar para este. Con la ley en la mano, el fallecido seguirá fallecido por la eternidad mientras que otra persona se le intentará mantener vivo.

Creo que la libertad de los familiares del fallecido de intentar lo imposible por mantener con vida a largo plazo a un familiar directo está por encima de la posibilidad de supervivencia de otro.

Oreja generada mediante impresión 3D

 

Aunque no soy un experto en la materia ni mucho menos, sí se intuye que la solución al drama de los trasplantes se encuentra en el desarrollo de órganos artificiales impresos en máquinas de impresión 3D que promete ser una ciencia bastante desarrollada en la próxima década. Mientras tanto y esperando hasta que llegue esa tecnología que solventará gran parte de los problemas que tienen las personas que se encuentran esperando un órgano, destaquemos las ventajas de donar como ya se hace en España.

 

How To Make Better Decisions

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Phasellus tempus nibh sed maximus ullamcorper. Sed quis odio placerat, pharetra sem nec, aliquam orci. Maecenas dolor risus, lobortis in felis in, porttitor fermentum neque. Nunc ac erat ut ante imperdiet mollis ac sed libero. Integer et mi posuere, cursus tellus hendrerit, pharetra sapien. Ut dignissim finibus est, eleifend malesuada orci dapibus eget. Ut tempus, orci eu egestas maximus, nulla diam venenatis erat, vitae bibendum nibh enim in nulla. Proin malesuada facilisis felis nec faucibus. Phasellus aliquam pulvinar lorem, non malesuada neque sagittis vel. Vestibulum sed tincidunt metus. Nunc sed tincidunt quam. Nam ac pretium massa. Morbi vel odio ut odio fringilla pulvinar vitae eget ipsum.

Aliquam erat volutpat. Nunc sed lacus tincidunt, facilisis ex consequat, tincidunt lectus. Pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus et malesuada fames ac turpis egestas. Mauris ullamcorper, ligula et vehicula aliquam, turpis tortor lobortis turpis, in auctor dolor ligula sit amet mi. Curabitur dictum eros et nunc sollicitudin, nec luctus tortor bibendum. Duis in vulputate urna, non semper sapien. Vestibulum gravida gravida facilisis. Sed vel sapien eget orci congue rutrum at eu libero.

Phasellus eget scelerisque ante. Duis quis feugiat elit. Vivamus bibendum ullamcorper metus. Proin sollicitudin nulla at augue volutpat, nec fermentum mi pulvinar. Etiam scelerisque eros ornare sem condimentum rutrum. In bibendum varius mauris, vel interdum nisi luctus finibus. Aliquam maximus ante diam, ut congue quam efficitur blandit. Curabitur cursus, libero sit amet tristique rhoncus, nulla nisi tempor velit, a rhoncus massa lorem vel mi. Aliquam eros nisl, tristique a viverra quis, laoreet quis odio. In sit amet egestas felis. Pellentesque vel cursus nunc, in imperdiet lacus. Curabitur euismod erat tempus mi tristique, varius elementum velit rhoncus.

Donec mattis dui lectus, eu tristique eros finibus in. Sed non risus libero. Duis consectetur at urna nec laoreet. Praesent vel libero eu purus pellentesque convallis ac vitae diam. Proin tortor nisi, sollicitudin eget ligula quis, efficitur vulputate orci. Sed venenatis lorem non massa semper, vel interdum risus facilisis. Ut purus dui, fermentum in eleifend eget, lacinia nec justo. Pellentesque eget dui rutrum, rhoncus eros non, hendrerit metus. Nulla euismod maximus diam quis blandit. Suspendisse sed lorem nisi. Quisque gravida nisi sit amet nibh feugiat mattis. Donec vel facilisis diam. Sed leo elit, euismod nec convallis non, vulputate vel ligula.