Del porqué necesitamos redes públicas/comunitarias de telecomunicaciones

Hace 6 años publiqué un artículo clamando contra la decisión de la CMT de ir contra el proyecto de Atarfe y de su creación de una red Wifi municipal. Aunque este proyecto fracasó (posiblemente la gestión municipal propia frente a la concesión a un tercero hizo que fallara), el análisis fundamental de hace 6 años (aunque con matices a algunas de las conclusiones que escribía) sigue vigente, máxime cuando nos quieren tomar el pelo las operadoras de telefonía. Del porqué necesitamos redes públicas de telecomunicaciones…posiblemente, uno de los mayores errores de Aznar en el gobierno:

(…)

¿Sector de Libre Competencia? ¿Por qué necesitamos redes públicas?

Cuando hablamos de infraestructuras públicas, debemos pensar siempre en la red de carreteras nacionales como ejemplo de una red pública que articula nuestro país. Hoy en día existen miles de kilómetros de carreteras en España de titularidad pública, y continuamos con la construcción de miles de kilómetros de autovías. La razón para la titularidad pública está basada en el desarrollo económico que las mismas traen al conjunto de la ciudadanía. No sería lógico pensar que el desarrollo económico y social del país esté al albedrío sólo y exclusivamente de las operadoras privadas. No es lógico porque las mismas se convierten en elementos vertebradores de nuestra existencia como nación. España mantiene un crecimiento por encima del 3% gracias entre otras, a que existe una red de infraestructuras que permite el intercambio de bienes y servicios entre las diferentes localidades.

¿Es tan dificil entender que el futuro, que la Sociedad del Conocimiento es directamente proporcional a las infraestructuras de telecomunicaciones como la fibra óptica? Obviar ésto desde la clase política, es un acto de desconocimiento impropio de una sociedad que presume estar entre los 9 países más industrializados del mundo. Pero si la lógica aplastante como la anterior no sirve, podemos acudir a la Ley de Googin. La ley de Googin dice que, desde el punto de vista de análisis de la propiedad de la red, una red de transporte puede ser explotada bien como una commodity sin ningún valor, o como un monopolio que sí lo tenga (…) el valor de la red es en sí mismo, todo o nada. . En este sentido, el Cornell AFN Institute, ha continuado con el tema, manteniendo que la única manera de minimizar el coste de los usuarios de la infraestructura en red es convertirlo en una commodity con un coste marginal cero y eso pasa por la propiedad de las redes.

La cuestión está clara. Si el cliente fuera el dueño de la red, entonces el cliente podría tener el mismo acceso a un precio más bajo (como es el caso de Atarfe). Se construirían redes por parte de contratistas y, en su caso, la explotación sería regulada. La clave de todo esto, es sin lugar a dudas la propiedad, y como bien dice Lessig, los incentivos que esta propiedad pública crea. Sin embargo, la situación en España es totalmente diferente. Se ha optado por un modelo de libre competencia en un sector que conduce a medio-largo plazo, a monopolios naturales como fueron y continúa siendo el sector eléctrico. No hay sitio para más de un operador en determinadas zonas, por lo que la titularidad pública se torna en fundamental.

Esto ha traído como consecuencia que incluso áreas enormes en una ciudad de la
importancia de Córdoba no tengan acceso a internet de banda ancha, o que cuando se hace sea a unas velocidades lamentables. Mientras que en Japón o Corea comienzan a disfrutar de 100 MB/s y en EE.UU consideran totalmente insuficientes 3MB/s de acceso, aquí en España la situación es vergonzante. Las operadoras de telecomunicaciones españolas nos toman el pelo con el ancho de banda; nos ofrecen velocidades muy por debajo de lo que la tecnología posibilita; cortan el acceso a un usuario de tarifa plana por usarlo más de 8 horas; y hasta nos ofrecen velocidades declaradas totalmente ilegales. Bajo este panorama, ¿tenemos que creer que sólo la iniciativa privada posibilitará que España se desarrolle propiamente en el Siglo XXI?.

Cuando en España nos seguimos manteniendo en los últimos puestos del Indice de Acceso Digital del hemisferio occidental, argumentar que este tipo de iniciativas distorsionan el mercado, es para “ir a mear y no echar ni gota…, máxime cuando lo que se está supuestamente distorsionando es una oferta de TV Atarfe de ofrecer como máximo una velocidad de 256 KB/s por 30 euros/mensuales….ver para creer…

Si la Sociedad del Conocimiento depende sólo y exclusivamente de las operadoras de telecomunicaciones privadas la consecución de ésta será una mera quimera, de ahí el fracaso total en alcanzar ni tan siquiera por asomo, el avance en la sociedad netocrática. Mediante esta denuncia de AOTEC, se pretende que el interés particular de este colectivo empresarial, prevalezca sobre el interés común, al ver peligrar su negocio por la iniciativa ciudadana. Por ello, han puesto sus motores de presión a trabajar consiguiendo al menos sembrar la incertidumbre en el sector. Arguyen la libre competencia en la necesidad de parar la iniciativa atarfeña para poder rentabilizar sus infraestructuras creadas durante 20 años de situación alegal.

¿Hablaríamos de libre competencia si Aumar, concesionaria de Autopistas del Estado, denunciara al Ministerio de fomento por la construcción de nuevas radiales de titularidad pública? Entendemos que el tema de la Sociedad del Conocimiento no es una cuestión de libre mercado, como tampoco lo fueron en su momento la red eléctrica, o sigue siendo el agua o las carreteras. Aunque no seamos nada partidarios de la intervención del Estado en los quehaceres de la sociedad, cuando el desarrollo económico de una nación entera como España está en juego, los poderes públicos deben actuar, y eso es lo que ha hecho el Ayuntamiento de Atarfe, ni más ni menos: tener la visión suficiente. Cuando avanzamos en la sociedad digital, las infraestructuras de telecomunicaciones han de verse bajo la misma óptica. Las redes de infraestructuras de telecomunicaciones se encuentran en la misma órbita que las carreteras, electricidad o agua. ¿Por qué mantener bajo titularidad pública éstas y no las infraestructuras de telecomunicaciones? Desconocimiento y presiones parecen ser las causas.

Desde estas líneas abogamos por la creación de una infraestructura publica donde diferentes operadores privados puedan ofertar sus servicios, bajo una regulación de los precios, y con una serie de obligaciones, sobre todo con las referidas a la velocidad de acceso. Prohibir que una administración pública tenga una infraestructura de telecomunicaciones, es como prohibir que nos preparemos para desarrollar económicamente diferentes áreas. Si son sólo los operadores privados los que fijen nuestro crecimiento, nos veremos obligados a tener accesos a Internet con unas velocidades ridículas, obviando las miles de posibilidades que se tienen en un futuro. Pretender que sean las operadoras de telecomunicaciones privadas en solitario las que nos lleven a la Sociedad del Conocimiento, sólo nos queda apagar e irnos en busca de otras sociedades más proclives al futuro netocrático. Nuestros legisladores parecen no darse cuenta que el futuro vendrá marcado por los centros de innovación del Siglo XXI, y que los mismos no coincidirán con las sociedades industriales nacidas del siglo XIX. Pequeñas comunidades que basen su desarrollo económico y social en las infraestructuras de red tal y como vemos hoy en pequeñas localidades españolas como Mataró, estadounidenses como Reedsburg, o países asiáticos como el Reino de Bhutan, consituyen el futuro. Allí es donde estarán concentradas la gran mayoria de las innovaciones futuras por lo que intentar coartar el avance tal y como propone la CMT en aras de una libre competencia que nos ofrece una calidad de acceso simplemente bochornosa, nos parece simplemente una tomadura de pelo.

I Jornadas de Redes de Telecomunicaciones Públicas (IV)

La cuarta intervención del día ha estado centrada en el análisis jurídico de la situación de las telecomunicaciones en España. Cristóbal Prieto, abogado y socio del Despacho Cabiedes Abogados, ha hablado sobre el entorno legal en el cual emergen las redes públicas de telecomunicaciones y de cómo éstas se encuadran en las leyes actuales (Consitución y la Ley General de Telecomunicaciones) así como la legalidad por parte de las entidades locales en ofrecer servicios sobre las redes de telecomunicaciones. La ponencia se podrá encontrar en la web de las Jornadas de Atarfe en breve.

cristobal.jpg

Cristobal Prieto es un Jurista experto en el ámbito de las Nuevas Tecnologías y la Sociedad de la Información. Nos ha despejado muchas dudas sobre los aspectos legales que regulan las Redes de Telecomunicaciones y la prestación de Servicios sobre las mismas. Un tema tan árido como el legislativo ha quedado expuesto de forma clara y sencilla para todos los Asistentes. Tras la ponencia se ha generado un debate muy interesante sobre el caso de Atarfe. A continuación resumimos los puntos de su ponencia:

– El Derecho de acceso es un ‘Derecho Subjetivo’
– Si volviéramos a redactar nuestra Constitución, el derecho de acceso estaría contemplado como un derecho de los ciudadanos.
– Actualmente estamos ante una Constitución ‘del siglo pasado’
– La primera descentralización de competencias se hizo hacia las Comunidades Autónomas. Ahora hay una segunda descentralización hacia las entidades locales. La propia Constitución de 1978, contempla que las Administraciones Locales puedan desarrollar económicamente sus zonas. Las Nuevas Tecnologías y las Redes Públicas de Telecomunicaciones son un factor de desarrollo, y por ello, las administraciones locales deben hacer uso de estos sistemas para desarrollar a sus poblaciones.
– Las Redes Públicas deben ser vistas como sistemas de igualdad ciudadana.
– Estamos ante la oportunidad de regular un derecho básico de los ciudadanos.
– La Ley General de Telecomunicaciones debe regular la interacción entre infraestructuras, empresas que prestan servicios y contenidos que están por venir.
– Analizando esta ley se llega a la conclusión que Atarfe no ha cometido ninguna infracción.
– Un Ayuntamiento no necesita permiso para implantar una red, eso lo hace la empresa que la despliega.
– El Ayuntamiento tiene que pedir permiso para prestar servicios sobre esta red.
– Si seguimos la Ley de Telecomunicaciones, un Ayuntamiento que emprenda un proyecto de Redes Públicas, estará dentro de la legalidad. Este fenómeno es denunciable por ciertos sectores como prácticas de intervencionismo.
– No estamos ante un problema de ruptura de la libre competencia. Estamos hablando de un modelo de desarrollo que puede coexistir con las soluciones actuales del mercado. Es mucho mayor el beneficio que puede recibir la sociedad.

– ¿CÓMO FINANCIAMOS ÉSTO?
· Fondos Unión Europea (Leader+, Proder de Andalucía)
· España.es
· Programa de Internet Rural (finalizado en marzo de 2003)
· Programa de Ciudades Digitales

I Jornadas de Redes de Telecomunicaciones Públicas (III)

Las ponencias de la tarde han comenzando con la intervención de Jordi Marín, director del Tecnocampus de Mataró, del cual David de Ugarte escribía hace unas semanas en las Indias. En la web de las Jornadas tenemos el resumen de su intervención.

jordimarin.jpg

Jordi Marín es Comisionado para la Sociedad de la Información y el Conocimiento del Ayuntamiento de Mataró y Director General y Secretario del Consejo Asesor del TCM (TecnoCampusMataró). Con su ponencia nos ha mostrado las experiencias de construcción de una Ciudad de la Información llevada a la práctica. Caracterizado por la sinceridad y claridad de exposición, su intervención ha calado entre los asistentes. Resumimos a continuación su ponencia:

– Históricamente Mataró siempre fue referente de desarrollo industrial.
– En el ámbito de la Sociedad de la Información son una de las primeras Ciudades Digitales.
– En el comienzo del proyecto se creó un Plan Director con el que se consiguió la conexión de mucha gente para poder llevar a la prática todas esas ideas.
– Se consiguió que todos los agentes de la ciudad trabajen en red. Era la única forma de contruir una Ciudad Digital o Ciudad de la Información.
– Se actua en 7 ámbitos: Administración, Personas, Empresas, Emprendedores, Infraestructuras, Espacios, Universidad.
– Crearon la Fundación TecnoCampusMataró (TCM). Es un espacio físico en forma de pequeño Parque Tecnológico. Es el instrumento capaz de acelerar ese cambio en la ciudad, pero sin sustituir a nadie, sino complementando.
– Tienen una visión integrada de ciudad, una visión en red. Cada uno tiene que saber su papel.
– Se realizan Actividades de dinamización:
· Semana de las Nuevas Tecnologías · Formación para evitar la brecha digital – Se han colocado puntos de acceso gratuito a Internet (1 punto/900 habitantes).
– Se fomenta el asociacionismo. Las Tecnologías aumentan las redes de las asociaciones.
– Las Empresas todavía no se creen lo de las Tecnologías, ‘Si no lo veo, no me lo creo’. Se crean pruebas piloto en sectores tradicionales.
– Incubadora de base tecnológica. Vivero de empresas de Nuevas Tecnologías.
– Infraestructuras comunes. Actualmente el 60% del municipio está cableado.
– Urbanismo. Los nuevos espacios compatibilizan empresas, viviendas y nuevas tecnologías.
– Universidad. Es el Centro generador de Conocimiento. Se ha conseguido que sea el centro de referencia para todo el sector educativo.
– ¿Qué hemos aprendido en estos 6 años?:

– PROBLEMAS ¡muchos problemas!
· Biodiversidad cultural
· Las estructuras son aún muy verticales
· Estos Proyectos generan caos
· Efecto Humo
– FACTORES DE ÉXITO
· Liderazgo y Apuesta
· Visión integral del problema
· Conectividad de mucha gente
· Progresividad (construir poco a poco)
· Motor de cambio
· Genera efectos multiplicadores
· Visibilidad
· Tensión

I Jornadas de Redes de Telecomunicaciones Públicas (II)

La segunda intervención ha estado a cargo de Antonio Rojo, concejal de Nuevas Tecnologías de Atarfe. En la web de las Jornadas podemos encontrar el resumen de la segunda ponencia:

antoniorojo.jpg

Antonio Rojo es Concejal de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Atarfe. Junto a Víctor Sánchez es uno de los padres del proyecto, y como si un hijo fuera, así es el trato que da al mismo. Entusiasmo y un trabajo bien hecho es lo que caracteriza la labor que Antonio Rojo desempeña para llevar a buen puerto este Proyecto. Tras su interesante ponencia, que detallamos a continuación, se creo un debate de alto nivel con los Asistentes a las Jornadas.

– Partimos de una Promesa electoral, que posteriormente refrendamos en un contrato programa ante nuestros ciudadanos.
– Todo nace de una visión política de futuro.
– Sabíamos que no iba a ser fácil, como la práctica ha demostrado.
– Tras la finalizazión de la primera fase (WiFi), hemos conseguido prestar rápidamente un nuevo servicio a los ciudadanos.
– Lo Público debe garantizar los servicios básicos. Estos servicios fundamentales no pueden dejarse en manos de las iniciativas privadas.
– Si el Ayuntamiento de Atarfe es capaz de dar 256Kbps por 3€ al mes, que sean los operadores privados los que ofrezcan 1Mbps por 28€ mensuales. Nosotros prestamos el servicio básico, no rompemos la libre competencia.
– Como buen economista de profesión dijo: ‘Cada uno debe ocupar su espacio, y el mercado sabe poner a cada uno en su sitio, a lo público y a lo privado.’
– Internet es la Imprenta del siglo XX.
– Internet es una oportunidad de igualdad y justicia social. Por otro lado es el origen de la ‘brecha digital’, bien por falta de conectividad o por falta de conocimiento (analfabetismo digital).
– Nuestro Proyecto va más lejos y actualmente nos encontramos en el desarrollo de la Segunda Fase, en la cual, mediante el uso de la fibra óptica, conseguiremos llegar a cada hogar con servicios de Telefonía I.P., Televisión Digital y Datos.
– Estas nuevas redes son una gran oportunidad para los operadores privados, ya que serán ellos los que ofrezcan los servicios no considerados básicos.
– Con la frase ‘Todo el mundo quiere lo que ve’, animaba a otros Ayuntamientos a poner en funcionamiento iniciativas como la nuestra.
– Queremos estar dentro de la Ley. Corregiremos todos los errores.
– Se hizo referencia a un artículo titulado: ‘Atarfe, la oportunidad de Zapatero’.

I Jornadas de Redes de Telecomunicaciones Públicas (I)

Con más 120 inscritos y con la presencia de Antonio Jara, ex-alcalde de Granada y actual miembro del Consejo Consultivo de la Junta de Andalucía, Víctor Sánchez, alcalde de Granada, y de Alfredo Gómez, Presidente de la Federación Andaluza de Sordos, se han dado por inaguradas las I Jornadas de Redes Públicas de Telecomunicaciones que se celebran en Atarfe los días 27 y 28 de mayo.

11_2.jpg

Antonio Jara ha abierto las jornadas hablando del derecho subjetivo de los ciudadanos y de cuál es el papel de las Administraciones Públicas en el actual siglo que acabamos de entrar. Para el Sr.Jara, si se considera un derecho individual del ciudadano, el sector público tiene que estar implicado en las mismas necesariamente. Por eso el debate es radical y debe ser incluido en la agenda de los políticos.

“Ese es el nuevo urbanismo porque estas son las nuevas ciudades. Redistribuir hoy en día, es participar en la Sociedad del Conocimiento. Luchar contra la discriminación por no poder acceder, más allá de los problemas técnicos que se tengan. No hay más formas de fortalecer el Estado social que hacer partícipe a todos los ciudadanos de la Sociedad del Conocimiento mediante la infraestructuras. En los años 80, ocurrió la creación de infraestructuras en las municipalidades; en los 90, en equiparar nuestras ciudadades mediante servicios públicos. Esta década, estará centrada en hacer que la Sociedad de la Información y de la Comunicación sea la base de este siglo, por eso, ese es el urbanismo. No hacen falta ya planes de urbanismo sino planes comunicacionales

En segundo lugar ha intervenido Alfredo Gómez presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones de Sordos . Su intervención ha estado centrada en hablar de la importancia de la comunicación para las personas sordomudas. Para este colectivo, la comunicación es vital. Gracias al lenguaje de signos que emplean puedo expresarse con la capacidad de cualquier otro ciudadano. El problema que se plantea es cómo poder acceder a la información si no se tiene acceso a la misma. Por eso Internet se constituye en un enorme valor para la comunidad sordomuda, ya que permite la comunicación real para el conjunto de las personas. A través de Diario Signo, portal de la Federación Andaluza de Asociaciones de Sordos, se tienen diferentes videos que permiten cubrir algunas de las necesidades que se tienen desde la comunidad sordomuda.

Por último Víctor Sánchez ha cerrado la mesa redonda inagural ofreciendo la visión política del proyecto Atarfe.net. Su intervención ha estado centrada en cómo la Sociedad del Conocimiento va a llegar al conjunto de la sociedad y de la importnacia de que todos los ciudadanos tengan el acceso más económico posible dentro de lo que la legislación permita, el derecho a la formación e información. Por eso el analisis jurídico es fundamental ya que quizás es el momento de la introducción de diferentes variables que garanticen este derecho, y quizás por ahí pasa la futura reforma que se plantea en la Constitución.

El alcalde ha hecho hincapié en cómo el pueblo de Atarfe, al igual que la gran mayoría del conjunto de pueblos, tienen en la actualidad cubiertas todas las necesidades deportivas, sociales, lúdicas, etc. pero no el del acceso a la información. De ahí la importancia que se implanten las infraestructuras de telecomunicaciones necesarias para cubrir esa necesidad. “Si juntáramos a todos los urbanistas expertos del mundo, se implantarían las infraestructuras de agua, gas, etc. A nadie, no se le ocurriría no implantar una infraestructura de redes públicas de telecomunicaciones en la ciudad ideal del siglo XXI.