En el 10º aniversario de Wikipedia, ¿cómo están las locapedias?

Wikipedia cumple 10 años alcanzando un hito sin precedentes en la sociedad: convertirse en la herramienta de información más importante a nivel mundial en cuanto a número de visitas así como cantidad y calidad de contenido. Hoy Wikipedia es el quinto sitio más visitado en Internet, con 410 millones de consultas mensuales, y cuenta con más de 17,5 millones de artículos, de 278 ediciones en lenguas distintas, y con más de 700.000 artículos en castellano. Wow! Wow porque ha sido creado por millares de personas de maenra libre, con el único objetivo de conseguir construir la mayor recopilación de información jamás realiazada.

Gracias a Wikipedia, existen las locapedias, wikis de carácter local que se han multiplicado tanto a nivel europeo como a nivel español desde octubre de 2005 cuando se creó Cordobapedia, la primera locapedia española. Hoy en día existen en España iniciativas en las siguientes ciudades/provincias: Andalucía, Islas Canarias, Madrid, Cartagena, Guadalajara, Jerez, Oviedo, La Rioja, Salamanca o del Valle del Jical entre otras. Todas ellas suman un total de más de 90.000 artículos y casi 100.000 imágenes de contenido libre, o lo que es lo mismo, casi un 13% del contenido total creado por Wikipedia en el doble de tiempo.

En los próximos cinco años seguiremos viendo el crecimiento de este tipo de iniciativas y la consolidación de las actuales, porque el contenido local es el que todavía está por desarrollar, una vez nos vayamos dando cuenta de la importancia de saber quiénes somos y de dónde venimos y de las oportunidades que se presentan con las mismas.

Palabras escritas Vs soportes digitales…del porqué todavía no hemos visto nada con el ebook

ebookDice Kurzweil, y con mucha razón, que el hombre tiene un pensamiento lineal, que no es capaz de anticiparse de manera certera a lo que le depara el futuro. Normal. Cuando proyectamos en el futuro, no somos capaces de imaginarnos las consecuencias de los avances que en los últimos tiempos hemos dado y de las consecuencias sociales de estos. La gente, cuando analiza el fenómeno de Internet, se queda en el plano anecdótico, no en el categórico y no entienden que Internet es un nuevo ámbito donde la Humanidad se va a mover, como el entorno natural que nos rodea. Y ese pensamiento lineal es el que pervive en la inmensa mayoría de análisis del e-book frente al libro tradicional.

El libro es escritura, porque eso es la literatura, el arte de las palabras escritas. Y cuando hablamos de palabras escritas, los elementos multimedia no aparecen, a lo sumo, algún grabado, imagen o fotografía. El libro por tanto viene definido por su propio soporte, el papel.

Sin embargo, los formatos digitales, donde un ejemplo es el Kindle, otro el iPad o cualquiera de las decenas de lectores de libros digitales, tienen de manera inherente la posibilidad de incorporar todo tipo de formatos audiovisuales, recreaciones, imágenes, vídeos y demás. Esto no es literatura, es un nuevo género artístico el que tenemos en ciernes y del que hasta ahora, no hemos visto absolutamente nada.

elasedio_medEl ebook actual es la versión 0.1 de lo que serán las versiones 1.0 / 2.0 y sucesivas de este nuevo género: la nueva manera de contar historias, donde las sensaciones que se transmiten serán muy diferentes, en muchísimos casos mejores, para contar historias. Por eso, cuando se compara el ebook frente al libro tradicional, en muchas facetas el libro tradicional es mucho mejor, aunque no como dice Prada en su último artículo. Sin embargo, existen muchos libros actuales que, tal y como están contados, son intrínsecamente peores en la comprensión del mismo, que los futuras publicaciones electrónicas.

Por ejemplo, el último libro que he leído, El Asedio de Pérez-Reverte, trata sobre varias intrahistorias que tienen lugar en la Cádíz de 1811, mientras es asediada por los franceses en la Guerra de la Independencia.

El libro, muy bueno por otra parte, narra entre otras, las distancias recorridas por los proyectiles, los diferentes cálculos que el capitán de Artillería francés realiza para alcanzar 3.000 toesas, los diferentes recorridos que el inspector de policía Tizón realiza localizando las muertes de jóvenes, o tlas diferentes travesías que el balandro con patente de corso realiza por el golfo de Cádiz. A modo de guía, se incluyen en las páginas iniciales dos mapas antiguos de la propia ciudad de Cádiz así como del golfo de Cádiz.

El redactor general
El redactor general Número 1 - 1811 junio 15
Cualquiera de estas situaciones narradas exclusivamente mediante palabras, no son fáciles de comprender por parte del lector. Con una cadena de tecnicismo, alarde de conocimiento naútico, pero de imposible comprensión para el 99% de los lectores, es fácil caer en la tentación de saltarse algunos párrafos de explicación del mismo. Sin embargo, si éstas incluyeran la utilización de elementos multimedia y mapas, de tal manera que pudieran mostrar para mayor comprensión del lector, los conceptos que intenta transmitir de manera animada, como por ejemplo el cálculo de distancias para los bombardeos del libro, utilizando gráficos animados, lo ameno pero sobre todo, la mayor comprensión del libro serían muy muy muy superiores; otro ejemplo, los itinerarios seguidos por el policía, permitirá, mediante la combinación de mapas web y superposición de capas de realidad aumentada (lo que en su día hicimos en Blobject con las imágenes antiguas de la ciudad), sería sublime. O como último ejemplo, proveer de enlaces directos a las ediciones de los periódicos nombrados por el propio libro, facilitarían una lectura mucho más natural.

La combinación de todos esos nuevas características, supondrán una experiencia totalemente diferente, a la que hoy en día nos ofrecen los libros. Muy superior en muchísimos ámbitos (mayor comprensión del lector) aunuqe menor en otros (el ejercicio de la imaginación y de la abstracción sería muchísimo menor). Mientras que en un libro, todo está basado en palabras, este nuevo género en formato digital, estará basado en la combinación de mapas, movimientos dinámicos, inclusión de gráficos y hasta de experiencias sensoriales geolocalizadas etc.

El SDK de Kindle, no anticipa que esto vaya a ser muy rápido, pero que seguramente en 10 años tengamos mainstream una nueva manera de contar historias, quedando el libro físico, cada vez más relegado a los libros escritos con anterioridad al 2020 y con una audiencia fundamentalmente de inmigrantes y bárbaros digitales.

Entrevista en la Calle de Córdoba

Olvidé totalmente que el pasado sábado me hicieron una entrevista para La Calle de Córdoba en relación a Cordobapedia como presidente de la asociación que promovió el encuentro de la semana pasada. Aquí la teneis:

Es la página web que más información recoge sobre la ciudad. De hecho, el único objetivo que tiene Cordobapedia, la enciclopedia libre de la urbe, es crear el mayor centro de conocimiento sobre la provincia, en lo que cada vez participa más gente. Un reflejo, también, según cuenta su presidente, Alfredo Romeo, de “una de las tendencias existentes en el siglo XXI, que es el poder de muchos; y muchas personas están trabajando en pos de un objetivo común con esta web”. Herramienta que tiene un nuevo reto tras algo más de tres años de funcionamiento: alcanzar los 50.000 artículos en 2016, y así contribuir a la promoción de Córdoba con miras a la capitalidad. De momento, no va mal encaminada, pues recibe unas 2.500 visitas diarias.

– ¿Qué aporta Cordobapedia a la cultura cordobesa?
– Toda la intrahistoria, que la hace accesible, o al menos gran parte de ella. Tenga en cuenta que no sólo incluimos las típicas biografías que se pueden encontrar en otro tipo de web, como son las de Manolete, El Cordobés, Julio Anguita, Rosa Aguilar, Antonio Gala, el Duque de Rivas, Góngora, la Mezquita Catedral, Medina Azahara…, sino que también nos estamos dedicando a tabernas, a personajes y frases populares, a muchos monumentos que no se encuentran recogidos en otro sitio,… Por eso es precisamente la web, en términos cuantitativos, más importante existente en Córdoba.

– ¿Es Internet la mejor forma de divulgar la cultura local?
– En el siglo XXI es la mejor manera, la más barata, con el potencial de ser la más fiable…sí a mí no me cabe la menor duda.

– ¿Y cuál es el personaje local más buscado en la web?
-El más buscado como tal no lo hemos registrado, pero sí las páginas que se visitan más, y en este sentido son las de la Feria de Nuestra Señora de La Salud, las Cruces de Mayo, la Mezquita Catedral, luego Leyendas y después Medina Azahara.

– ¿Qué hay que hacer para aparecer en ella?
– Que alguien escriba sobre tí.

– ¿Y qué criterios se siguen para introducir la información?
– Los que tenga cualquier persona que entienda que algo o alguien debe estar en la web. Tenemos claro que Cordobapedia debe recoger el contenido intrahistórico, es decir, no sólamente el contenido que aparece en los libros, sino también el de la historia que ocurre en cada uno de los barrios. Por ello, no hay ningún criterio específico, sino solamente que una persona entienda que alguien o algo deba estar.

– ¿Pero no se sigue ningún control?
– El control lo hacemos entre todos los que pertenecemos a Cordobapedia, gracias a diferentes herramientas que hay, como cambios recientes, donde podemos ver en tiempo real qué cambios se están produciendo. Vemos lo que a priori alguien ha introducido y ya está, comprobamos que ha seguido las normas de uso que tenemos.

– ¿Cuáles son esas normas?
– Básicamente, que Cordobapedia es una enciclopedia de contenido local y provincial, es decir, que todo lo relacionado con Córdoba puede estar ahí. Por otra parte, tiene que cumplir con un punto de vista neutral, pues no nos posicionamos sobre si algo es verdadero o es falso, sino que es lo que sabe de esa persona. Además, el contenido debe ser libre, esto es, que cuando escribes algo, cualquiera lo puede copiar, modificar, borrar o distribuir como quiera. Esas son fundamentalmente las normas que afectan a la edición.

– Aparte de la gente del exterior, ¿quién introduce información en Cordobapedia?
– La fundamos Sergio Gómez y yo, y cuando la creamos los dos comenzamos a ser editores, como lo puede ser cualquiera. Pero no hay un equipo de editores profesionales.

– ¿Es totalmente fiable?
– Hombre, totalmente fiable no hay nada, ni ningún medio de comunicación, ni un libro escrito. La cuestión es que nosotros tenemos un método que se llama la revisión de pares, y si alguien publica un contenido, éste puede ser revisado por muchos y modificado para mejorar la información. Entonces, entendemos que nuestro sistema es mejor que otros métodos más clásicos, como puede ser el libro de una persona que, sin ser revisado por nadie necesariamente, lo vende. En suma, fiable al igual que un libro o un periódico.

– ¿A qué se debe su éxito?
– Pues, por una parte a que google indexa el contenido y hace que sea muy accesible a muchas personas. También a la enorme cantidad de información, pues hemos llegado ya a 9.000 artículos. Y luego, a que recogemos contenido que no está en otro sitio de la red, y eso va a haciendo que la web sea tan solicitada.

– Desde que fundó Cordobapedia, ¿ha tirado alguna enciclopedia de su casa?
– No, para nada, al revés, compro más libros porque lo que leo en ellos es lo que traslado en Cordobapedia. En ella las cosas no se inventan, sino que tienes las fuentes primarias de información. Yo tengo que ir a una fuente primara para poner la historia de la construcción del ferrocarril en Córdoba, por ejemplo.

El Mediawiki del año 2020

Una de las más marcadas tendencias del siglo XXI es la llegada de un mundo híbrido, donde el mundo físico se solapa con el mundo virtual de información. Estos mundos híbridos tendrán como base una plataforma de software que provea todo tipo de información al usuario en ese mundo físico. A partir de ahí y gracias al poder de muchos y de las redes, todo tipo de información podrá ser ofrecida que permita disfrutar del mundo físico con todo un abanico de información sobre ese lugar.

Hace un tiempo escribía sobre cómo en menos de 20 años, podremos vivir en máquinas del tiempo gracias al avance de la técnica. Gracias a la recopilación de toda la información existente sobre algún espacio concreto, podremos movernos virtualmente en el tiempo y pasar grandes temporadas en aquel siglo que así escogieras, junto a otras persoans que optaran por ese modo de vida.

datascape.jpg

Pues parece que se dan los primeros pasos en ese sentido. Datascape es una plataforma geográfica social de memoria oral que permite a artistas, investigadores, grupos de comunidades y a otros narrar la historia de sus comunidades y los espacios físicos a través de mundos interactivos. El objetivo de esta plataforma, próxima a sacar la primera versión, es explorar las oportunidades para la narrativa espacial que puede ofrecer un sistema como Datascape.

Datascape está poniendo las bases conceptuales para las futuras plataformas de generación de contenido colaborativo para mundos físicos. En otras palabras, el Mediawiki del año 2020. Mediawiki es una buena plataforma de contenido colaborativo, pero que no se encuentra pulida para los propios usuarios, sobre todo, porque trabaja fundamentalmente con texto. La información es transmitida mediante diferentes formatos, no sólo texto, de ahí la importancia de generar plataformas, no pensadas para texto, sino sobre todo, pensadas para agregar todo tipo de formatos (imágenes, vídeos, georreferencia, tiempo, virtual). Eso es lo que parece que comienzan a plantear la gente de Datascape. Habrá que seguirles la pista

Knol y la edición de contenido colaborativo en la web

Knol es un proyecto de Google que tiene como objetivo generar unidades de conocimiento que se llaman Knol (unit of knowledge). Al final es un compendio de artículo son escritos por uno o varios autores. Lanzado el 13 de diciembre de 2007, alcanzaba anteayer la cifra de 100.000 artículos sobre muchísímas áreas en diferentes lenguas. Existen diferentes sustanciales con Wikipedia y otras enciclopedias online al uso como las locapedias con respecto a Knol:

Google Knol

* La primera de ellas es la propia tecnología. Gracias a un interfaz mucho más fácil de usar, limpio y claro, permite que la producción de artículos sea mucho más sencilla que aquellos wikis que utilizan Mediawiki como base. Con un editor de texto similar al que podemos utilizar en una suite ofimática, el usuario encuentra herramientas que permiten poder crear un artículo de manera fácil y que desde su inicio pueda ser lo suficientemente atractivo para terceros. Introducir vídeos, imágenes, plantillas y todo tipo de widgets, es bastante más fácil que el utilizado en Mediawiki.

* A diferencia de Wikipedia donde la políticas sobre edición afectan a todo el proyecto en su conjunto, Knol permite que sea el propio autor quien elija qué reglas aplicarán al artículo creado, tanto en el ámbito de colaboración (puedes comenzar un artículo donde sólo el autor sea quien escriba, con colaboración moderada o bien con colaboración libre) como en el ámbito de las licencias (el usuario puede escoger entre tres tipos diferentes de licencias). Esto es clave para generar una comunidad más amplia porque tienen cabida todo tipo de usuarios interesados en generar contenido, independientemente de su posición con respecto a las licencias o con respecto a cómo un artículo puede o no ser escrito por uno u otro.

* Sólo existen 6 lenguas en las cuales un autor puede escribir actualmente tales como el árabe, el francés, el alemán, el italiano, el coreano, portugués y castellano, frente a las cientos existentes en Wikipedia.

* Knol permite la introducción de cuentas de publicidad google en los propios artículos de tal manera que el propio autor pueda contextualizar el artículo y sobre todo, pueda generar ingresos a través del mismo en caso que estuviera interesado en ganar dinero.

* Los artículo son publicados independientemente de que sean o no tachados de relevantes por terceros como ocurre en Wikipedia. Siempre y cuando cumplan con las condiciones del servicio, sólo su popularidad será el baremo utilizado por parte de Knol de manera intrínseca para arrojar más o menos arriba en los resultados de búsqueda los propios artículos. Algo así como una herramienta de mérito basada en las opiniones de los propios usuarios.

Aunque no creo que sirva para todo tipo de proyectos de edición colaborativa, sí anticipa algunas de las tendencias de los próximos años en cuanto a las ediciones colaborativas. Interfaces claros, simples y de muy fácil uso por cualquier usuario independientemente de su conocimiento previo. Interesante la tendencia