tendencias para los próximos años: el poder de muchos

Internet, una red de millones de personas y máquinas interconectadas, ha supuesto un cambio brutal en la cultura de la especie humana. Gracias a que millones de nosotros nos encontramos interconectados, nuestras relaciones socioeconómicas han cambiado de nuevo, como ya ocurrió en diferentes épocas de la civilización por la aparición de algún tipo de tecnología que permitía un cambio radical en la manera de hacer las cosas. La aparición de la rueda hizo que el comercio pudiera florecer al igual que la utilización de barcos para el transporte marítimo.

Sin embargo, y en comparación a otras épocas de nuestro mundo, el cambio es mucho más acelerado, llegando al conjunto de la población prácticamente en tiempo real medidos desde el comienzo de la Humanidad. Para que se propagara la rueda entre los pueblos tuvieron que pasar miles de años para que llegara a todo el mundo. Hoy en día, y precisamente porque nos encontramos conectados, cualquier cambio llega a una inmensa parte de la población casi de inmediato (Facebook tienen más de mil millones de usuarios en menos de 8 años desde su nacimiento).

El poder que se deriva de miles de millones de usuarios y máquinas conectadas es inmenso ya que permiten llevar a cabo actividades que antaño no se podían hacer, bien por imposibilidad técnica o por ignorancia de las posibilidades que se tenían. El poder de muchos es el poder que emerge derivado de la colaboración y competición entre pares, no siendo una cosa nueva, sino se ha venido produciendo al menos desde que el hombre camina sobre la faz de la tierra, lo que se denomina inteligencia colectiva.

El artículo de Wikipedia de inteligencia colectiva, la define como la forma de inteligencia que se crea derivada de la colaboración y competición de muchos individuos o entes, no siendo específicos de la raza humana, sino que puede encontrarse en otras formas vivas, como específicamente abejas, hormigas o bacterias, o también, en el caso de ordenadores. Utilizar el poder de muchas personas no es un fenómeno nuevo parejo a la introducción de Internet en nuestra vida, sino que ha venido siendo utilizado para solventar todo tipo de desafíos. La clave de esta nueva era es que esta inteligencia colectiva, gracias a Internet, se ha multiplicado y está dando lugar a múltiples cambios en la manera de relacionarnos, realizar transacciones económicas y organizarnos como podremos ver a continuación. Esta nueva manera de entender la sociedad ha llegado para quedarse.

Existen múltiples maneras de categorizar esta inteligencia colectiva: en función de tareas acometidas, del tipo de colaboración que se produce, del sector donde se produce etc. Dado que nuestro objetivo no es hacer una aproximación científica sobre la inteligencia colectiva sino un manual práctico para entender desde el pragmatismo, como se están utilizando el poder de mucha gente y ordenadores conectados, describiremos algunos ejemplos de cómo están cambiando nuestras relaciones socioecónomicas:

crowdsourcing

Se denomina crowdsourcing a aquella tarea que tradicionalmente era desarrollada por una persona, empleado o subcontrata explícita, y que ahora es subcontratada un grupo, generalmente extenso de personas y/o máquinas, a modo de concurso, por el cual, el que consiga llevar a cabo la tarea solicitada, bien sea creación de un algoritmo, diseño de una web y/o camiseta, programa matemático, tendrá un premio, monetario o no, por haberlo conseguido. Aunque el crowdsourcing fue un término creado por Jeff Howe, editor de la revista tecnológica más importante del mundo, Wired, en el año 2006, no es algo que sea ajeno a la Humanidad al menos en los últimos 300 años. La Humanidad se ha enfrentado a desafíos que en ocasiones han sido presentados al conjunto de la sociedad para su solución.

En el siglo XVIII el Reino Unido era la mayor potencia naval y económica junto a Francia, pugnando ambas por el control de los mares, máxime en una época donde el tráfico con las colonias y las continuas contiendas con otros países, hacían del dominio del mar, el dominio de las rutas comerciales y por ende del mundo. En aquella época los cálculos de navegación eran vitales para las rutas marítimas y poder precisar la posición de los navíos ingleses era crucial desde un punto de vista estratégico. Los métodos de precisión utilizados en esa época eran muy rudimentarios utilizando métodos diferentes pero que no eran certeros.

Para solventar este problema, el gobierno del Reino Unido organizó un desafío en el año 1714, el llamado Longitude Prize, ofreciendo 20,000 libras (unos 3,52 millones de euros al cambio actual) a cualquiera que creara un método para determinar, con una precisión de 30 millas naúticas, la posición de una embarcación. El objetivo era poder encontrar entre el conjunto de ciudadanos, algún científico que fuera capaz de solventar el problema. Decenas de personas presentaron sus proyectos alcanzando uno de ellos, John Harrison, la solución correcta al problema. Gracias a este concurso, el gobierno británico tuvo acceso a una tecnología por encima de sus rivales de la época, al abrir la posibilidad a todo tipo de ciudadanos el hallazgo de la solución.

La llegada de Internet lo único que ha hecho ha sido ampliar la capacidad de solventar desafíos que se plantean por cualquier tipo de organización. Gracias la conectividad, todo tipo de personas que se encuentran conectadas tienen la posibilidad de aspirar a llevarse el premio concreto. Esta es la razón por la que todo tipo de concursos y desafíos se han venido organizando en la última década apelando al conocimiento a nivel global, frente a un ámbito local o nacional, como ocurría antaño. Posiblemente fue Innocentive el primer ejemplo de una plataforma científica dedidacada a la solución de problemas y desafíos científicos utilizando el poder de muchos.

Innocentive fue fundada en el año 2001 con el objetivo de conectar empresas, instituciones acadmémicas, sector público y organizaciones no-gubernamentales, todas ellas en busca de la innovación. Estos usuarios, entre los que hay de todo tipo (ingenieros, científicos, inventores, químicos, matemáticos, emprendedores, etc.) se unen a la plataforma Innocentive Solver para solventar los problemas.

Frente al planteamiento tradicional de una organización del planteamiento del problema a su equipo interno de “n” personas, Innocentive ofrece la posibilidad de trasladar ese desafío a los más de 270.000 científicos de más de 200 países. Desde su inicio, más de 1.500 desafíos se han publicado por parte de clientes, habiéndose encontrado la solución al problema en más de un 57% de los casos.

adtriboo es una plataforma de habla hispana de generación de contenidos creativos mediante crowdsourcing. a 1 de febrero de 2013 había 122.215 creativos inscritos en la plataforma los cuales ofrecen servicios de vídeo, audio, texto o diseño gráfico. El cliente que necesita una creatividad, ofrece una precio y el tiempo en el cual lo requiere. Entonces, la comunidad de creativos comienzan a enviar propuestas al cliente el cual elige la que más le gusta.

El valor que recibe el cliente por cada unidad monetaria invertida en la contratación de la creatividad se multiplica con un sistema de este tipo cuando, frente a las contrataciones directas o incluso en concursos tanto públicos como privados por invitación. lo corriente hasta ahora ha sido elegir entre una, dos o pocas más propuestas. la forma de contratar de adtriboo.com ofrece centenares de propuestas entre las cuales el cliente puede escoger la que le guste más personalmente, cumpliendo ampliamente sus expectativas.

en la misma línea se encuentra Threadless que fue una de las pioneras. Threadless es una tienda de ropa fundada en el año 2000 donde los propios usuarios envían sus diseños de camisetas para ser posteriormente votadas por parte de los propios miembros. Un número de ellos son seleccionados y posteriormente impresos y vendidos a través de la tienda online, llevándose los ganadores de los diseños un premio en dinero así como crédito para su posterior compra.

En este tiempo, ha entregado más de siete millones de euros a más de 1.411 artistas, con una comunidad de más de 2.400.000 miembros y más de 260.195 diseños enviados. En junio del año 2007, Threadless abrió su primera tienda en Chicago, donde los usuarios pueden comprar las propias camisetas y a principios de 2013 se encontraba en negociación para ofrecer sus productos a través de grandes distribuidores estadounidenses.

Otro ejemplo de crowdwsourcing, pero en un ámbito diferente es Mechanical Turk, sistema desarrollado por Amazon, donde empresas estadounidenses tienen la capacidad de solicitar que terceros lleven a cabo tareas simples que no es posible ser automatizadas del tipo crear 3 plantillas de artículos para un blog profesional (con un montante de $10 por completar la tarea); escribir opiniones sobre 10 calles en Austin,Texas ($7,5) o escribir una opinión de 350 a 500 palabras sobre diferentes temas ($4).

Lo revolucionario de estos modelos, es que tienen la posibilidad de cambiar a medio y lago plazo los procesos en una industria y la posición e importancia, en el ejemplo de adtriboo, de los creativos en la cadena de valor. En el caso de Adtriboo, el cliente sabe que va a recibir centenares de respuestas y que lo más probable es que entre todas estas reciba una que realmente le guste y pague por la misma. La creatividad se encuentra accesible para el cliente sin tener que hacer mayor esfuerzo que la creación de un buen briefing sobre su necesidad creativa y ofrecer un precio por el mismo.

Pero el crowdsourcing para la empresa, no es la solución a todo tipo de problemas de necesidades dentro de una empresa, ya que también tienen sus limitaciones. Por una parte, la organización que busca el hallazgo a un problema, necesita comunicar en abierto, lo que propiciará que este no se pueda dar en todo tipo de ámbitos donde la información es sensible. Además, perderás el contacto directo con el creativo, que en ocasiones, no sabrá percibir elementos indispensables, no presentes en el briefing del mismo y que no permiten ser fácilmente trasladables en soporte papel.

El crowdsourcing ha venido recibiendo muchas críticas desde la implantación en cada vez más sitios. Tal y como recoge el epígrara de Wikipedia sobre crowdsourcing se encuentran diferentes problemas de utiliazción desde un punto de vista ético, especialmente en lo relativo al pago de sueldos y salarios. Por ejemplo y para el caso de Mechanical Turk, la media que se indica que se pagó en el año 2009 a cada trabajar estadounidense fue de 2,30$, frente a los 1,58$ que recibía un trabajador indio medio.

ciudadanos generando contenido

otro de los ejemplos del poder de muchos lo encontramos en la cada vez más creciente tendencia de los usuarios como generadores de contenido, es decir, usuarios no profesionalmente dedicado a ello. Esta tendencia de tener a mlles de usuarios generando contenido es consecuencia de la evolución histórica que hemos vivido.

La generación de contenido o Arte, pueden producirse en diferentes ámbitos: escritura, (utilizada por la Humanidad desde al menos el 3.000 AC), música, pintura, escultura, danza y las mucho más recientes fotografía (desde mitad del siglo XIX), y audiovisual (desde prinicpios del siglo XX)

Para generar contenido hacen falta fundamentalmente tres elementos: la herramienta para hacerlo (un papel, una pluma, una corteza, una cámara de fotos, una cámara de vídeo, un grabador, un ordenador), el tiempo necesario para ello así como la creatividad necesaria para su generación.

Desde un punto de vista del tiempo necesario para generar contenido, la llegada de la revolución industrial vino a institucionalizar el ocio como una parte intrínseca de la vida cotidiana de las personas, las cuales ya podían dividir su días entre días de trabajo, horas de trabajo así como jubilación. De repente los ciudadanos contaban con tiempo libre que podían emplear en lo que quisieran, contando cada vez con más tiempo.

Por otra parte, hacía falta contar con las herramientas necesarias. Por ejemplo, en el caso de la fotografía se necesitaba, no sólo una máquina fotográfica la cual no era accesible para la inmensa mayoría de los ciudadanos, sino también el espacio necesario suficiente en una casa para el proceso de revelado así como el conocimiento de la técnica necesaria. Pero estas herramientas de generación de contenido comenzaron a abaratarse y a hacerse mucho más accesibles para la población en general. Poco a poco las cámaras de fotos, los tomavistas, las cámaras de vídeo entre otras, fueron introduciéndose en los hogares de una manera masiva, permitiendo que todo tipo de ciudadanos accedieran a herramientas que hasta ese momento eran prácticamente de dominio exclusivo profesional.

Sin embargo, todo ha cambiado con la llegada de internet y de tecnologías accesibles, libres, dinámicas, etc. Con la popularización de todo tipo de ordenadores de bajo coste, precios de conectividad más bajos a la par que más rápidos, unidos a la existencia de sitios online que permiten que cualquiera pueda tener su propio espacio en la red, hicieron que poco a poco los usuarios crearan todo tipo contenido.

Además, la propia arquitectura de Internet que permite la puesta en contacto entre usuarios permitieron la creación de comunidades online de personas que tenían objetivos comunes como los foros, boletines de noticias, etc. que se hicieron famosos durante los años 80 y 90 principalmente en EE.UU. Pero fue en el año 2001 cuando se comenzó a fraguarse el mayor proyecto de generación de contenido por parte de usuarios hasta la fecha: Wikipedia.

Wikipedia es una enciclopedia online creada de manera colaborativa por parte de usuarios interesados en generar el contenido que debe incluirse en la mayor enciclopedia jamás escrita. Fundada en enero de 2001 por Jimmy Wales, Wikipedia atesora más de 20 millones de artículos en 282 idiomas y dialectos, habiéndose convertido en la mayor y más popular obra de consulta en internet

Todo ello ha sido creado de manera colaborativa por miles de usuarios en todo el mundo, y con una calidad que día a día se supera debido a la revisión de pares, su edición en tiempo real así como la existencia de una más vasta bibliografía online disponible.

Si tenemos el caso de Wikipedia en el ámbito global, Cordobapedia surge en el ámbito local. Tuve la oportunidad de proponer en el año 2004 la creación de enciclopedias locales que tuvieran como objetivo la creación de la intrahistoria de los territorios donde vivimos. Frente a Wikipedia que está interesada en la recopilación del conocimiento universal, Cordobapedia, está interesada en el conocimiento local. Así en el año 2005 junto a Sergio Gómez comenzamos Cordobapedia con el objetivo de generar un espacio online donde cualquiera con interés en la historia e intrahistoria de Córdoba pudiera colaborar en la creación de la mayor enciclopedia jamás generada sobre Córdoba. Hoy en día Cordobapedia cuenta con 15.000 artículos sobre Córdoba siendo visitada por casi 3.000 visitantes diariamente procedentes de más de 110 países en más de 1.500 visitas. Al igual que Wikipedia en el ámbito universal o Cordobapedia en el ámbito local, existen decenas de proyectos wikis de generación de contenido colaborativo como wikis para energía solar, baloncesto, recetas o ferrocarriles entre otros muchos.

En paralelo al nacimiento y expansión de Wikipedia comienzan a popularizarse los webblogs, más conocidos como blogs. Un blog es es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. (Desde entonces se ha abierto centenares de miles de blogs a lo largo del mundo por personas que quieren escribir para transmitir a terceros sus gustos, preferencias, temas de debate, etc.

Sin embargo, el blog, como en Wikipedia es indispensable saber expresarse correctamente escribiendo, ámbito en el cual no todos los usuarios están cómodos ni se encuentran preparados para ello. Pero en paralelo a los blogs, espacios como recalcamos dedicados fundamentalmente a la escritura, la llegada de Flickr en una primera instancia como repositorio de imágenes subida por usuarios, de Youtube como espacio para alojar vídeos y de las redes sociales como Facebook, espacio para compartir contenido, tanto personal como de terceros, hizo que el contenido generado por usuarios se multiplicara.

Ya no hacía falta escribir ni saber expresarse de manera correcta, sino que las fotografías que tomamos cuando paseamos o estamos con nuestra familia, el vídeo de un paso de semana santa o de un chiste contado por un amigo, o contar cómo nos encontramos, formaban parte intrínseca del consumo de contenido por parte de los usuarios en internet.

Pero al igual que comentábamos anteriomente hablando del crowdsourcing, esto de los usuarios como generadores de contenido ha venido ocurriendo, en especial, en los medios de comunicación, los cuales han abierto sus medios para que fueran los propios ciudadanos quienes generaran parte del contenido.

Desde las cartas al director de un periódico, pasando en las radios por la participación de los oyentes, cuando no siendo ellos los protagonistas del mismo, o en televisión con los famosos Vídeos de Primera que se popularizaron en los 90, donde los televidentes podían mandar vídeos domésticos realizados por ellos mismos, los usuarios han venido generando contenido en los medios de comunicación.

agregación de datos y la sabiduría de las multitudes

La expresión “la sabiduría de las multitudes” proviene de un excelente libro de James Surowiecki The Wisdom of Crowds: Why the Many Are Smarter Than the Few and How Collective Wisdom Shapes Business, Economies, Societies and Nations, publicado en el año 2004 en el cual hablaba de cómo la agregación de información realizada por individuos, son normalmente mejores que las realizadas por cada miembro de manera individual.

El libro comienza con una anécdota sobre la cual argumenta el autor por qué el poder de muchos conectados era superior al de pequeños grupos y de cómo esto transformaban completamente nuestra realidad socioeconómica. En esta anécdota citaba al polifacético científico inglés Francis Galton quien analizó un concurso celebrado en 1906 en una feria de granjeros. Unas 800 personas, entre las que se encontraban principalmente granjeros y carniceros, tenían que estimar el peso de un buey. Aquellos que se acercaran más al peso recibirían una recompensa por ello.

Galton analizó la distribución estadística de las respuestas realizadas por los participantes y encontró que, la media de las estimaciones de todos los participantes era casi perfecta frente a las estimaciones individuales que distaban muy mucho de la cantidad exacta. En otras palabras, la sabiduría de muchos era mucho mejor que la estimación media individual. Basándose en este concepto, diferentes proyectos han venido surgiendo que quieren aprovechar esa realidad

El conocimiento científico ha estado abonado exclusivamente a las revistas de divulgación hasta la llegada de Internet. Aunque en los últimos años han perdido algo de importancia dada la apertura del conocimiento con iniciativas como Science Commons donde se coopera en el intercambio de información. Sin embargo, ¿cómo poder datar conocimiento científico? El algoritmo de google nos da la clave. El mismo se basa en que cada enlace hacia otra página es un voto hacia la misma, por lo que conviniendo este extremo, podemos decir que mientras más enlaces tenga una página de diferentes fuentes, más valor tendrá. En el campo de la publicación científica se valora de manera similar, aunque los enlaces se convierten en citas, por lo que mientras más citas tenga un artículo científico, más valor tendrá.

Esto es lo que intenta hacer Eigenfactor, mapear (tienen más de 7.000 revistas en su base de datos que monitorizan) y ordenar el conjunto de publicaciones científicos existentes en la red. En función de un algoritmo utilizado, ofrecen rankings que permiten ver qué revistas científicas tienen más valor y cuáles tienen mejores relaciones conocimiento-precio.

A raíz de los atentados del 11-S que cambiaron radicalmente la manera de organizarse una nación, se propuso la creación de un mercado de predicciones sobre eventos políticos en el Medio Oriente, o lo que es lo mismo, la zona más conflictiva de todo el mundo. Bajo este mercado ofreciendo valores monetarios sobre determinados eventos, reflejaría la probabilidad de que un acto ocurriera, por ejemplo, el derrocamiento de un gobierno. Basándose en que se negociará más y más futuros de contratos entre los propios ciudadanos en función de la información con la que se cuente. Sin embargo, las críticas exacerbadas al Policy Analysis Market (PAM) por parte de algunos que veían una inmoralidad posibilitar ganar dinero mediante la apuesta en asesinatos y ataques terroristas. Una nefasta campaña de comunicación hizo que el modelo fuera tumbado antes incluso de haber sido conceptualizado.

Actualmente el mismo método es seguido para predecir todo tipo de acontecimientos en empresas como Intrade, desde aspectos políticos (tanto de política nacional estadounidense, internacional), deportivos (quién ganará la Superbowl), sociales (¿qué película será la ganadora del Óscar a la mejor películla), etc. Los usuarios pueden comprar acciones o venderlas en relación a acontecimientos que pueden ocurrir o no en los próximos años. Por ejemplo…La NASA habrá anunciado antes del 31 de diciembre de 2015 el hallazgo de vida extraterreste.

El sistema funciona como un mercado de valores donde los usuarios compran y venden acciones de acontecimientos futuros. Si un usuario cree que la NASA anunciará la existencia de vida extraterrestre antes del 2015, puede comprar acciones de este acontecimiento, mientras que si cree que no va a ocurrir, puede venderlas. Según el porcentaje de creencia de que ocurran los acontecimientos, la sabiduría de la multitud nos da una idea de la probabilidad de que ese acontecimiento pueda ocurrir

contestando dudas

La llegada de internet supuso la puesta en contacto a todo tipo de personas entre sí lo que llevó a que rápidamente una de las funciones más utilizadas por parte de los usuarios fuera preguntar a través de las herramientas disponibles, comunidades, foros y canales de chats tan características de los años 90 y principios de los 2000, aquellas dudas que tuvieran a otros miembros de la comunidad.

Es en ese contexto, cuando nacen los primeros sitios# dedicados exclusivamente a la contestación de dudas, como fue Experts Exchange (1996) una plataforma donde usuarios registrados que podían contestar de manera gratuita a las preguntas planteadas por parte de usuarios sobre dudas técnicas relacionadas con la informática, otorgando el sistema puntos en función de sus respuestas con el objetivo de identificar expertos. A mitad de la década de los 2000, surgió Yahoo! Respuestas, la mayor comunidad online de preguntas y respuestas a nivel mundial con el mismo objetivo de permitir que los usuarios formulen y que respondan a preguntas planteadas por otros usuarios. Se establece un sistema de rankings a los usuarios que participan dándole insignias como top contributor.

El último sitio online que ha surgido en este mercado fue Quora en el año 2010. Quora permite hacer preguntas y dar respuestas y los usuarios pueden comentar las preguntas y valorar mediante votos positivos o negativos las respuestas. Puede crearse un resumen de respuestas para reflejar el consenso de la comunidad: el resumen es una wiki editable por cualquier usuario anónimo.

Otra de estas comunidades online de conocimiento es Sermo, donde médicos estadounidenses comparten conocimiento con más de 125.000 médicos suscritos. Cubriendo más de 68 especialidades, los médicos discuten tratamientos y opciones para llevar a cabo con sus otros pacientes en el momento que lo necesitan.

allí donde el hombre es superior a la máquina

a pesar de la continua evolución en la automatización de procesos, existen muchos de ellos que todavía no pueden ser llevados a cabo exclusivamente por máquinas. Algunos proyectos necesitan de la intervención humana para ser llevados a cabo en el ámbito de la información, bien porque no se tiene acceso a la tecnología que permite descifrar algo (reconocer una imagen) o bien porque todavía los sistemas de información no son capaces de describir cuál es la mejor foto desde un punto de vista estético. Es lo que se conoce como computación basada en humanos (human- based computation)#

ReCaptcha es un proyecto que quieren aprovechar lo que se conoce como CAPTCHA, para la digitalización de textos correctamente. Como no puede ser resuelto automáticamente por los programas OCR (Optical Character Recognition), se propone un sistema OCR humana, distribuído y totalmente voluntario. Conceptualizado por un profesor de la Carnegie Mellon permite ir digitalizando los textos antiguos que se encuentran escaneados y que no puede ser resueltos. Gracias a esto poco a poco se está escaneando la biblioteca de prensa histórica de su ciudad.

Existe en Estados Unidos una base de datos de más de 6 millones de datos de información de movimientos migratorios de pájaros en Norte América. Esta enorme base de datos comenzó en el año 1881 y se apoyó en una red de miles de voluntarios a través de Norteamérica. Se tienen datos bastante extensos hasta la década de los 40, cerrando el programa finalmente en el año 1970.

Acceder a este tipo de datos es muy importante para conocer qué posibles cambios se han producido en los últimos 130 años en las patrones migratorias de las aves, datos impartes para poder entender mejor la situación. Es por eso que, ante la imposibilidad de contar con los recursos necesarios para liberar los datos que contienen esas fichas, una vez digitalizadas, han creado un programa de voluntariado para que usuarios puedan transcribir y hacer entendibles los datos de las fichas. Al igual que los clicworkers del programa de Mars Crater de la NASA, (para relajarse no está nada mal), los usuarios pueden transcribir las notas y subirlas a un repositorio común de datos del que luego se ofrecerá información.

Ficha de transcripción de información
Ficha de transcripción de información

En una línea similar se encuentra GalaxyZoo o MarsCraters que apelan a las multitudes y aficionados astronómicos para la clasificación de galaxias o los cráteres de Marte o de la Luna.

Cuando sólo puede haber uno

Algunos mercados en Internet son como los Inmortales, sólo puede haber uno. Y sólo puede haber uno, porque no hay espacio para más.

Esto que puede parecer un sinsentido en el mundo físico, en el mundo online es común…y es común porque se produce lo que se conoce como el efecto red. El efecto red, en términos de análisis de redes, se conoce como el el tipo particular de externalidad que se produce cuando cada nuevo usuario añade valor a un producto por el hecho de unirse a la comunidad de usuarios. Uno de los casos más palpables de ellos es el del sistema operativo Windows y Microsoft Office. Cuando en los años 80 comenzaron a expandirse, los usuarios conocieron un tipo de tecnología que cada vez conocían más usuarios. Esto conllevó que hubiera una ventaja intrínseca a utilizar Windows frente a otro porque se pudo estandarizar el uso de herramientas que todo tipo de usuarios utilizaban.

Desde el punto de vista económico ser ese primer player que estandariaza tiene unas enormes ventajas, como ya pudo comprobar la propia Microsoft. En el libro “El efecto Microsoft”, un libro escrito a mitad de los 90 donde el autor analizaba la visión de Microsoft desde diferentes puntos de vista, escribía sobre cómo la empresa era conscientes que el primero jugador que entrara al mercado, precisamente por ser un mercado virgen como el de los ordenadores personales, iba a conseguir una cuota de mercado del 80%, dejando para el siguiente el 80% de ese 20% y así sucesivamente, asegurando un cuasimonopolio.

Pero este efecto que logró Microsoft y la convirtieron en la empresa más capitalizada del mundo, ocurre en Internet en muchos nichos. A diferencia de los ordenadores personales donde hay un lock-in intrínseco, en Internet la atención del usuario es finita y, aunque puedes pasar de un sitio a otro con un simple golpe de clic y comenzar a depositar tu atención en otro, desde un punto de vista pragmático no es fácil. Uno de los ejemplos actuales es Whatssup. ¿Hay espacio para muchos más? Difícil, porque el nuevo player tiene que vencer una cuota de mercado enorme por parte de la herramienta. ¿Para que me voy a descargar una si ya tengo esta? Aunque las ventajas competitivas sean objetivables, el usuario no entiende de barcos y no quiere tener que descargarse más cosas.

Pienso todo esto cuando leo diferentes artículos sobre Youzee, la empresa que ha tratado de competir en el mercado de vídeo online con otras tantas y que por lo que parece, va directamente al cierre o al cambio radical del modelo de negocio. En un mercado como el español, donde los usuarios no pagan por contenido, ir a los pocos que sí pagan es harto complejo porque tienes que competir con iTunes de Apple, próximamente Amazon y ya Wuaki.tv con inversión extranjera. Conseguir el 80% de ese mercado o el 20% de ese restante 80% (en términos generales) tiende probabilísticamente a 0 por el propio efecto red de iTunes o de Amazon.

Supongo que en el vídeo online se puede conseguir un pequeño nicho de mercado que sea rentable, algún que otro modelo conozco en ciernes, pero no dominar el mercado y si no lo dominas, la rentabilidad sobre la inversión es cuasi imposible, máxime si empiezas con 50 trabajadores.

Do it social, socializa tu actividad

Do it social es un nuevo servicio que hemos puesto en marcha en Ciudad 2020. Tiene como objetivo poder socializar la actividad de usuarios en determinados entornos y especialmente en eventos. El sistema funciona de la siguiente manera.

En un evento se reparten a los asistentes las clásicas tarjetas, en este caso las que proveemos en Ciudad 2020. El usuario, podrá darse de alta en una web facilitada para tal efecto, donde introduciendo un código que se le facilita, podrá unir su tarjeta con la red social que desee (Facebook, Twitter, LinkedIn, Foursquare).

El evento contará con displays repartidos por el lugar de celebración lo que permitirá a los usuarios, simplemente pasando su tarjeta por el dispositivo, llevar a cabo acciones tipo:

* Me gusta (incremento de fans en Facebook)
* Estoy aquí (hacer check-in en Foursquare, Facebook, Twitter, Linkedin)
* Seguir a un usuario predeterminado (Twitter, Linkedin)
* Solicitar amistad (Facebook o Linkedin)

De manera fácil, simple y sobre todo muy sencilla, las relaciones sociales podrán establecerse sin tener que perder un tiempo precioso para simplemente ejecutar alguna de las acciones señaladas. Además, la implantación es muy sencilla y fácil para llevar a cabo en tiempo record.

En breve, inauguraremos nuestro sistema en un evento del que os daremos cuentas más adelante. Esperemos que os guste!

Construyendo la ciudad del 2020. Oficinas de ahorro municipal basadas en el poder de muchos (IX)

cohechoEn la época de alto recorte de gasto corrientes en las administraciones públicas, y especialmente en los ayuntamientos, una de las pocas políticas financieras y de gestión que se pueden acometer es el control del gasto corriente, lo que en terminología política se llama el capítulo II. Gastos en bienes y servicios. Bajo este epígrafe se recogen los gastos corrientes, de actividad, que se llevan a cabo en un Ayuntamiento para gestionar lo que tenga a su cargo. ¿Qué se encuentra ahí? Pues entre otras todo tipo de gastos de funcionamiento del propio Ayuntamiento: gastos de reparaciones, estudios técnicos, mantenimiento, conservación y un largo, etc. (aquí un listado de 10 páginas con las partidas de los gastos que se registran en la ciudad de Córdoba). En el caso de Córdoba, el capítulo II supuso en el año 2009, el 30,59% del total del capítulo de gastos, o lo que es lo mismo, más de 138 millones de euros en gasto corriente.

En época de crisis, un buen gestor lo primero que hacer es intentar racionalizar el gasto de su empresa, eliminando gastos superfluos o que no son necesarios. Esta es la misma estrategia que debe seguirse en un Ayuntamiento. Sin embargo, en estos, en muchas ocasiones nos encontramos con la problemática que la voluntad política debe ser férrea primeramente por parte del alcalde, pero no sólo por éste, sino también por el resto de concejales, y eso, en el régimen clientelar partiocrático que tenemos es muy complicado.

El capítulo II es utilizado en numerosas ocasiones para premiar a los fieles del partido, a los amigos, a todos aquellos que se sitúan alrededor de la casta política, y en otras, sirve para constatar la mediocridad de los gestores, no por cohecho, sino por puro desconocimiento y dejación de funciones. A pesar de que en el mundo profesional es conocido muchos de estos chanchullos, desde fuera poco se puede hacer. El miedo a denunciarlo públicamente o la falta de pruebas son algunas de las razones que hacen que este tipo de hechos se sigan produciendo. Pero de todo este tipo de acciones existe un testigo directo que se encuentra infrautilizado: el funcionario público.

Es por eso que entiendo que las ciudades del siglo XXI tienen que tender hacia una gestión mucho más participativa, empezando por aquellos que conocen directamente la situación, y que no son otros que los funcionarios.

La creación de una oficina municipal de ahorro de costes tendría como objetivo el ahorro de costes a través de todo el aparato de la administración pública. El mecanismo para el ahorro de gastos vendría ejercitado en primer lugar por parte de acciones iniciadas por los propios funcionarios (sin participación del gestor político de turno) los cuales indicaran, de manera anónima, cuáles son los gastos superfluos y prescindibles que se están llevando a cabo en el departamento / concejalía y empresa pública donde ellos trabajen o conozcan que se produzcan.

Una vez denunciado un gasto como irregular o sospechoso por parte del funcionario, desencadenaría un mecanismo por el cual, el responsable del gasto tuviera que argumentar, de manera transparente hacia toda la ciudadanía, el porqué está llevando a cabo ese gasto y cuáles son los retornos que se obtienen. En ese momento, comparativas de gastos municipales a nivel nacional actuarían automáticamente para indicar si el sobreprecio pagado es justificable.

Políticas de este tipo así como obligatoriedad de información pública, facilitarían que la corrupción tuviera más dificultades de aflorar en administraciones públicas en general y ayuntamientos en particular ya que obligarían a tener que justificar, de manera transparente y ante audiencia pública, el porqué se toman decisiones de algún tipo.

Este tipo de políticos vienen a confirmar como la gestión participativa, el poder de muchos, insisto no sólo de los ciudadanos, sino de los propios funcionarios y políticos en la oposición, pueden llevar a la gestión pública a la excelencia.

En Córdoba, de los 138 millones de euros de gasto corriente, tirando por lo bajo, probablemente se podrían ahorrar un 20% del total o lo que es lo mismo, unos 27 millones de euros anuales…o lo que es lo mismo, 1/3 del Palacio del Sur, que llevamos esperando 10 años

¿Por qué no un Wikileaks para la Administración Pública Española?

Supongo que muchos de vosotros conoceis Wikileaks. Wikileaks es un sitio web que publica informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia religiosa, corporativa o gubernamental, preservando el anonimato de sus fuentes. Entre sus más conocidas filtraciones se encuentran la desclasificación de 92.000 documentos militares de la guerra de Afghanistán.

Independientemente de mi concepto sobre cómo de ético y moral es llevar a cabo la desclasificación de documentos que podrían llegar a comprometer la seguridad de las tropas aliadas en guerra (estoy seguro que algunas decenas de documentos podrían haberse elimindos y los ciudadanos seguiríamos conociendo la inmensa mayoría de los mismos), sí creo que el concepto de Wikileaks está en la base de la nueva sociedad en la que vivimos. Como pueblo, como ciudadanos, tenemos la capacidad pero sobre todo, el derecho, de demandar de nuestras élites gubernamentales información fiable sobre lo que ocurre en el ejercicio de sus funciones.

Dado que me interesa tanto lo local, siempre he pensado de la importancia de tener información sobre lo que viene ocurriendo en nuestros ayuntamientos y de cómo ésta no llega jamás al público, lesionando gravemente el derecho de los propios ciudadanos. Particularmente lo he sufrido en mis carnes.

Pero es que en Córdoba, hemos sufrido ya las consecuencias de cómo, cuando se lanza información crítica con el poder, los resortes de éste operan para eliminar cualquier tipo de discrepancias. La web Calleja de las Flores, web lanzada por Luis Calvo, mi amigo y colaborador del programa de radio que dirijo, Córdoba Siempre es la publicación local más ácida de la ciudad de Córdoba con diferencia (como bien dice él, es ácida porque así es el estado de la ciudad)

Desde esta web se han denunciado varios hechos que acontecían en la ciudad de Córdoba, dos concretamente de largo calado, que han tenido como consecuencia que se paren éstos. Hace unos años denunciaba cómo el Ayuntamiento estaba sustituyendo el pavimento centenario de muchas calles para su sustitución por otro, granítico más concretamente; y en otro, denunciaba los conchaveos urbanísticos entre constructores locales propietarios de cines de verano con el propio Ayuntamiento, para la eliminación de aquellos.

Las consecuencias de la publicación fueron inmediatas. De alguna manera ambos proyectos se pararon, tanto el cambio de pavimentación de calles del casco histórico de Córdoba, con carta incluída de ICOMOS, organización internacional no gubernamental que tiene como cometido promover entre otras la conservación, protección, realce y apreciación de los monumentos, los conjuntos y los referidos sitios de ciudades Patrimonio de la Humanidad, en la que se preguntaba al Ayuntamiento sobre las políticas llevadas a cabo en este sentido. Por otra, la denuncia de los convenios urbanísticos para la desmantelación de alguno de los cines de verano, trajo como consecuencia que muchos de estos se pararan, permitiendo la supervivencia de muchos de los cines de verano cordobeses.

Meses después, una serie de ataques dirigidos, tumbaran y eliminaran miles de posts que una comunidad muy activa habían venido construyendo durante más de 3 años, en un foro que se había convertido como comentaba antes, en el foro más ácido y crítico de la ciudad. ¿Culpables? Nunca se pudieron encontrar. Por eso, la creación de un Wikileaks, para la Administración Pública Española, especialmente la local sería una excelente herramienta para contrarrestar el poder político que, en una sociedad red, tan necesario es.

Existen numerosas ventajas de implantar un sistema así: la primera y más importante, es el mensaje a las autoridades públicas que el tiempo de secretismos y de ilegalidades y de llevar a cabo políticas de espaldas a la ciudadanía han acabado. Que, teniendo todo el derecho conferido por parte de los ciudadanos para gobernar la ciudad, hay determinadas políticas que no se pueden esconder al pueblo. Que en el siglo XXI, todo lo que no quieres que se sepa, no lo hagas. La verdadera existencia de un contrapoder, que en demasiadas ocasiones, la prensa local no ha sido capaz de mantener.

Otra de las ventajas es la introducción de una capa de apertura en los procesos de toma de decisiones. Que en una sociedad red, la participación activa de los ciudadanos en la gestión de lo público, debe ser mucho más real de lo que nos venden, especialmente en Ayuntamientos como el de la ciudad donde vivo, Córdoba.

Pero también, gracias a una infraestructura profesional, preparada para soportar el mayor número de ataques posibles, se tendría la seguridad de que la información revelada ahí por parte de todo tipo de funcionarios públicos y de ciudadanos en tratos con la administración, ésta no desapareciera.

Ahí queda el envite…como tantos otros, yo no podré llevarlo a cabo por falta de tiempo, pero un Wikileaks local es más que necesario en una sociedad cada vez más polarizada entre los intereses políticos y los propios de los ciudadanos.

Actualización: sigo reflexionando en este otro artículo sobre algunos comentarios de Menéame y Barrapunto. La importancia estriba en la capa ética que introduce y de cómo nos hace “mejores” como sociedad en cuanto al cumplimiento de las leyes